Blast Galaxy, recreativo arcade en Amsterdam

Cruzando el rio, a unos diez minutos de Amsterdam Centraal existe un recreativo arcade llamado Blast Galaxy. Poder jugar a sus casi 90 juegos con mis amigos fue uno de los mejores momentos de mi viaje a Ámsterdam. ¿Cómo funciona?

CÓMO FUNCIONA

Al igual que otros recreativos modernos, para acceder a Blast Galaxy hay que pagar una entrada. Cuesta 12,5€ y una vez dentro del recinto se puede jugar hasta el cierre. Todos los juegos están disponibles sin gasto adicional. El único gasto extra es en comida.

Pagar por adelantado es mucho más ventajoso que el modelo tradicional. Muchas veces he acabado gastando 6 u 8 euros en menos de una hora sólo por jugar a Dance Dance Revolution. Pagar un poco más para jugar hasta la hora de cierre es una grandísima mejora.

Algo que aprecio bastante de Blast Galaxy es la existencia de una zona de descanso, con juegos de consola y mesas. La cafetería sirve alcohol y las típicas patatas holandesas, suficientes para pasar una tarde sin hambre. Puedes dejar tu abrigo colgado y no tener que cargar con el, aunque no podrás vigilarlo desde las máquinas.

LOS JUEGOS

Blast Galaxy tiene casi 90 juegos diferentes en el local y la mayor parte de ellos en sus muebles originales. Es un elenco amplio, con juegos de peleas, carreras, música y un buen puñado de clásicos. No es uno de esos recreativos que compra juegos baratos sin importarles la calidad.

Entre ellos se incluyen clásicos de la edad de oro como Pac Man, títulos importados de Japón como Múseca o hasta un mueble de X-Men adaptado a ocho jugadores. Dance Dance Revolution se impone al lado de la gigantesca máquina de Darius Burst. En el otro lado del recreativo, Sega Rally, Galaga y Track and Field compiten por tu atención.

Es una colección tan completa que, de hecho, no pude jugar a todos los juegos que quería. No es posible jugar a todo lo que ofrece Blast Galaxy en una sola tarde. Cada partida de Dance Evolution era una partida menos que podía echar a Metal Slug y al final me fui sin probar los juegos de lucha.

PEQUEÑOS PROBLEMAS

Desgraciadamente Blast Galaxy sufre de una serie de pequeños problemas que hacen que varios juegos sean intratables. Todos los juegos de disparos están mal calibrados. Las pantallas de Millipede y Afterburner muestran sus juegos de forma distorsianada, con extraños colores verdes. No funcionaba uno de los botones de Bubble Bobble y al joystick de Tetris le faltaba la bola. Varios juegos estaban en reparación, pero este hecho no se reflejaba en su página.

La mayor parte de estos problemas no son difíciles de arreglar. De hecho, el que el volumen de los juegos fuera un poco más alto y estuvieran un poco mejor colocados hubiera sido suficiente para mejorar significativamente mi experiencia.

Es una lástima porque Blast Galaxy tiene muchos juegos difíciles de mantener en un magnífico estado. Tiene un precioso OutRun Deluxe, con movimiento hidráulico. La máquina de Daytona USA tiene vibración en el volante, detalle que suele faltar, y el mando de Star Wars Arcade funciona suave y correctamente.

Sin embargo, estos problemas no impactaron excesivamente mi experiencia. Por un lado, intentar jugar y darse cuenta de que la máquina está en mal estado es un chasco. Por otro, poder jugar a Taiko no Tatsujin, Gauntlet y OutRun fue más que suficiente como para justificar la visita. Podría decirse que Blast Galaxy tiene algunos juegos menos de los que parece, lo cual no es grave.

Si hay algo de lo que podría quejarme es que Blast Galaxy no está en Madrid. Si viviera más cerca, iría a jugar allí hasta que me hubiera pasado todos y cada uno de los juegos. Es un sitio divertido, agradable, para jugar a juegos y pasar una buena tarde.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *