Magic: Por qué Reclutador Trasgo fue prohibida y debería seguir estándolo

Reclutador Trasgo no es tan conocida como otras cartas extremadamente potentes de Magic. Es una carta muy antigua, que lleva más tiempo en la lista de prohibidas que fuera de ella. Y no parece tan peligrosa como el resto de las cartas excluidas de Legacy. Entonces, ¿Por qué está prohibida?

LO QUE HACE

Cuando Reclutador Trasgo entra en el campo de batalla, puedes buscar cualquier número de trasgos y ponerlos encima de tu biblioteca. Dicho de otra forma, el Reclutador te coloca el mazo. Esto es un efecto potente, que permite toda clase de combos. En el peor de los casos, te asegura no dejar de robar criaturas con las que apabullar a tu oponente.

Hagamos una comparación: Tutor Vampírico busca una sola carta y la pone encima de tu biblioteca. Está prohibida en Legacy y ya resultó ser un grave problema en Extendido varios años antes. Reclutador Trasgo es similar, excepto que busca veinte o más cartas. La limitación de buscar sólo trasgos es importante, pero si buscar una sola carta es un efecto potente, buscar una veintena es fundamentalmente peligroso. Y, al contrario que los soldados o los enanos, hay muchos trasgos buenos.

La mejor forma de aprovechar el poder del Reclutador es con Cabecilla Trasgo. Se puede colocar el mazo de tal forma que cada Cabecilla que juegues robe tres trasgos y otro Cabecilla con el que repetir el efecto. Con esto, no sólo se consigue una gran ventaja de cartas sino que también te asegura robar criaturas específicas si lo necesitas.

Mejor aún, es posible crear combinaciones para ganar la partida en el momento mediante un encantamiento de Máscaras de Mercadia llamado Cadena Alimentacia. Lo único que hay que hacer es jugar tus trasgos, robar cartas y luego sacrificarlos para conseguir más maná. Repitiendo este efecto lo suficiente se puede robar todo el mazo, crear un ejército imparable o ganar a través de cualquier otro método.

Pero Reclutador Trasgo es un hechizo potente incluso sin la necesidad de entrar en combate. No hay muchas barajas que puedan vencer a tanto trasgo y mucho menos si Jefe de Guerra Trasgo les da prisa y hace que cuesten menos. Poder buscar un Comandante de Sitiadores, Incinerador Palmagema, Trasgo Dinamitero o cualquier otra criatura útil cuando más lo necesitas también es una ventaja importante. Hay trasgos para todo, para acabar con las criaturas de tu oponente, para destruir sus tierras o incluso sus artefactos.

GRAN MAZO

El arquetipo de Trasgos Combo es muy resistente. Cuatro copias de Matrona Trasgo te encuentran toda carta que no hayas robado y Minero de Skirk puede hacer las veces de Cadena Alimenticia. Se puede ganar, aunque destruyan tus criaturas, barran la mesa o te ataquen desde el primer turno. Erial y Puerto Rishadano atacan los recursos del rival y no hace falta ni llegar a atacar a tu oponente para hacerse con la victoria.

No hay que olvidar que destruir al Reclutador Trasgo no sirve de nada. Su efecto se dispara en cuanto entra al campo de batalla. Y gracias a Caverna de Ánimas, ni siquiera un contrahechizo puede detenerlo. Hay muy pocas barajas de combo que se puedan permitir estos lujos.

La combinación de Cadena Alimenticia con el Reclutador permitía a los mazos de trasgos ganar en el segundo turno. La prohibición de Lacayo Trasgo apenas había conseguido frenar al mazo, llevando al Reclutador a la lista de prohibidas de Extendido en 2003.

Pongamos las cosas en perspectiva; gracias al Reclutador, Trasgos Combo era uno de los mazos más potentes en un formato que incluía Hojalatera, Druida Ermitaño y Juramento de Druidas. Incluso cuando después de publicarse Mirrodin y de que Hojalatera se volviera aún más potente, los Trasgos seguían siendo competitivos. De hecho, hasta se volvieron más fuertes gracias a la velocidad aportada por Mox de Cromo.

EL PODER DEL AGROCOMBO

Pero sin duda lo que hace tan temible a Reclutador Trasgo es que permite combinar agro y combo en un sólo mazo. Tradicionalmente, los mazos que pueden luchar en el campo de batalla y a la vez combar han sido muy fuertes. Aluren, Elfos y Trasgos Combo han llegado a ser los mejores mazos de sus respectivos entornos por este motivo.

Los mazos de agrocombo son difíciles de combatir. Si un mazo de Tormenta no llega a combar, sus cartas no son una amenaza. Pero parar el Reclutador no impide que un montón de trasgos furiosos vengan a por ti. Todas las cartas del mazo son capaces de ganar por sí mismas.

Poder cambiar el ángulo de ataque de tu baraja, eligiendo el rol de agro o combo es importante. Tradicionalmente, el combo es débil a las barajas de control, pero bueno contra las barajas agresivas. El agrocombo lo tiene todo: Es un agresivo contra la disrupción de las barajas de control e imparable para los otros mazos agresivos.

No podemos olvidar que Trasgos era uno de los mazos más potentes de Legacy. La combinación de destrucción de tierras, ataques fuertes y elementos de control hacían de él un arquetipo fuerte. La escalada de poder de las expansiones más recientes ha hecho que su poder merme, pero no están lejos de recuperar la corona. Su poder podría volver si Wizards of the Coast imprime las cartas adecuadas.

LENTO Y PELIGROSO

Más allá de su potencia, Reclutador Trasgo no es una carta muy interesante. Absorbe una parte bastante desproporcionada de tiempo, sobre todo si es necesario proteger el combo o se busca contrarrestar alguna carta del oponente. Las partidas con el combo son menos divertidas que sin él, pues acaban de inmediato sin oportunidad de prórroga.

Wizards of the Coast corre el riesgo de que, tarde o temprano, los Trasgos vuelvan a ser un arquetipo fuerte. Al fin y al cabo, van a seguir imprimiendo más trasgos, trasgos que podrán ser buscados por el Reclutador o incluso por la Matrona. Puede que los trasgos se conviertan en el nuevo Death and Taxes si les sacan la carta correcta.

Sacar el Reclutador Trasgo de la lista de prohibidas es un riesgo innecesario. Tiene muy pocas ventajas y una probabilidad bastante alta de empeorar el juego. Introducir más formas de ganar en el segundo turno no es un prospecto atractivo. Ni siquiera ayudaría a Trasgos, pues les obligaría ser siempre un mazo inherentemente injusto.

Huelga decir que Legacy no es un formato justo. Hoy en día el formato tiene Ermakuls de segundo turno y cartas del nivel de Impuesto sobre las tierras no son lo suficientemente potentes como para competir. La posible publicación de cartas más potentes en el futuro no es tampoco una justificación para prohibir la carta hoy. Se podría argumentar que Reclutador Trasgo no es mucho peor que otras cartas que ya presentes en el entorno.

Aun así, creo que el poder la carta y la consistencia que otorga a su mazo hace cuestionable su desprohibición. Es una carta rota, cuyo poder no es inmediatamente evidente. Creo que su prohibición tanto en el viejo Extendido como en el Legacy de hoy fue la decisión correcta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *