Cosmic Encounter: Por favor, no invites a todos como aliados

Cosmic Encounter es uno de los juegos más divertidos a los que he jugado. Pero son muchos los que han tenido una primera mala experiencia. Piensan que el juego es azaroso y que lo único que sirve es tener mejores cartas en mano. Dicen que todos los jugadores se quedan a cuatro colonias y que la victoria se decide por puro azar. Y, claro, no le ven sentido al juego.

Si esto te suena, es posible que estés abusando de las alianzas. En este artículo explico por qué se ha de tener cuidado con ellas y el efecto que tienen en el juego.

LOS ALIADOS GANAN MÁS

En Cosmic Encounter los aliados sacan más provecho a las alianzas que los jugadores principales. Tan sólo aportan una pequeña ventaja en combate, pero se abren a conseguir o cartas o una colonia. No es el peor trato del mundo, pero uno de los bandos sale ganando.

Tanto los aliados ofensivos como el jugador atacante obtienen la misma recompensa por ganar. Ambos se arriesgan a perder naves. Pero el jugador principal gasta una carta, usa su poder y parte de su turno y el aliado no.

Son factores muy importantes. Una carta más en la mano es una oportunidad más de ganar. No tener que esperar a tu turno significa que puedes ganar antes y con menos obstáculos. Lo mismo ocurre con la defensa. Como jugador principal, defender no te da ninguna ventaja. Pero los aliados defensores consiguen más naves o cartas.

Compara el efecto de un aliado con una carta de refuerzo. Un +3 o +5 es una carta bastante buena. Pero no vale lo mismo que una colonia. ¿Regalarías un punto a otro jugador por algo que vale menos? Si no es así, quizás deberías pensártelo.

LOS ALIADOS ACELERAN EL JUEGO

Las alianzas permiten ganar el juego en menos turnos de lo normal. Sin alianzas ni poderes especiales, hacen falta al menos cinco encuentros para ganar. Pero con ellas, es posible ganar sin tener siquiera un turno. No hay que pensar sólo en quién gana más, sino en el efecto que una alianza puede tener en el juego.

Los alienígenas que son más fuertes al comienzo del juego, como Mercader o Virus sacan más partido a las alianzas. Por otra parte, los que van ganando ventaja gradualmente prefieren que no las haya. Saber a quién le puede beneficiar un juego más largo o más corto es importante.

Las alianzas también hacen que más jugadores puedan ganar. Si un jugador sobresale, el resto de la mesa puede esforzarse para que no gane. Pero, si sobresalen tres, es casi imposible que los dos jugadores restantes puedan evitarlo.

FINALES INESTABLES

Las partidas con muchas alianzas suelen ser más inestables. Esto no es malo; es posible beneficiarse de este hecho. Pero hay que tener en cuenta que las alianzas, por regla general, aumentan el riesgo al que se expone el jugador.

El síntoma más común de que hay demasiadas alianzas es empatar a cuatro colonias. Aunque parezca que es una buena situación, las posibilidades de perder son muy altas. Si todos los jugadores se alian contra uno, es casi imposible defenderse. Y ese jugador puedes ser tú.

Al fin y al cabo, el jugador a atacar se decide al azar. Puede que te veas obligado a luchar contra tu aliado o que los que vayan a ganar no te inviten. Dejas la posibilidad de ganar en mano del azar o de otros jugadores. No es una buena estrategia.

¿POR QUÉ ALIARSE?

Tras leer todo esto uno puede empezar a preguntarse para qué sirvan las alianzas. ¿Para qué aliarse si sales perdiendo?

El motivo principal es que siempre es posible hacerlo. No existen requisitos para hacerlo ni hay que pagar ningún coste. Siempre que se quiera, los jugadores pueden aliarse. Es difícil exagerar lo potentes que son las ventajas gratuitas en los juegos y las alianzas no son ninguna excepción.

La fuerza adicional en combate también es más significativa de lo que parece. Las cartas más comunes de ataque están entre 06 y 10 de fuerza. Por lo tanto, un aliado con cuatro naves es capaz de convertir una derrota en una victoria. Es muy difícil derrotar a un oponente protegido por dos o más aliados sin desgastarse.

Ciertos alienígenas también proveen un incentivo para aliarse. Un poder como Buscador o Caballería ofrece mucho más al jugador principal de lo normal y, por lo tanto, es más atractivo invitarles.

Por último, no hay que olvidar que en Cosmic Encounter pueden ganar varios jugadores a la vez. De hecho, ¡es difícil ganar sólo! Y si va a ganar un equipo, pues mejor si estás tú en él.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *