Cosmic Encounter: Cómo tener una buena primera partida

Creo firmemente que Cosmic Encounter es uno de los mejores juegos de la historia. Sin embargo, no todo el mundo lo ve así. Muchos lo han probado y han tenido una experiencia horrible. Por ello, he decidido escribir una guía, no sobre estrategia, sino sobre cómo disfrutar al máximo del juego desde la primera partida.

FILOSOFÍA

Irónicamente, a quien más le cuesta entender Cosmic Encounter es a los jugones empedernidos. Cosmic Encounter va en contra de muchas de las convenciones de los juegos de mesa. Es caótico, gracioso y extremadamente interactivo. A veces es hasta injusto. Aquellos acostumbrados a Wingspan o Terraforming Mars se enfrentan a una forma distinta de entender el hobby.

Cosmic Encounter no es ni complejo ni difícil. Si que es, sin embargo, una experiencia social. Mezcla elementos de negociación, faroleo y gestión de manos con un entorno en constante evolución. Estas características hacen de él un título emocionante pero también hacen que exija más a los propios jugadores para funcionar.

A diferencia de otros juegos, que presentan un entorno dócil, en Cosmic predomina el caos. La situación en el tablero cambia rápidamente y es distinta de una partida a otra. Eso es parte de su atractivo. Es vital mantener la mente abierta y no tener miedo de probar cosas. Cosmic Encounter está diseñado para recompensar la creatividad.

Es importante recalcar que nadie va a ganar por tener mejor alien o por robar mejores cartas. El juego es más estratégico de lo que parece. Pensar que su funcionamiento se debe a su edad o un mal diseño no sólo es injusto sino que hace imposible aprender sus matices.

Lo ideal es probar. Si puedes usar a tu alienígena, hazlo. Si una carta te parece útil, intenta jugarla. Puede que las cosas no salgan como te esperabas, pero de los errores se aprende. Más vale aprender pronto, que tirarnos hora y media sin saber cómo jugar.

PREPARACIÓN

Para tener la mejor experiencia posible con Cosmic Encounter, lo ideal es jugar con cuatro o cinco. Si bien es posible jugar con más o con menos, no es lo mejor. A tres se hace incómodo, ya que sólo hay un aliado. A seis se tienen menos turnos, lo que minimiza la gestión de cartas y favorece las alianzas excesivas, un error común entre los principiantes.

Recomiendo utilizar la configuración estándar con fulgores y cinco planetas. Los fulgores no son necesarios, pero añaden mucha profundidad al juego. Sólo los quitaría si jugara con mi familia o con niños. No uses ni el mazo de tecnología ni ninguna otra variante. No todas son buenas y se lo ponen más difícil a los novatos.

Lo más importante es utilizar únicamente los alienígenas «verdes». El sistema de alerta es un detalle muy útil de esta edición. Los aliens verdes son más sencillos y más adecuados para los novatos que los amarillos o los rojos. No es cuestión de potencia, algunos de los alienígenas más potentes son verdes, sino de lo difícil que es entender su poder.

Por ejemplo, uno de mis alienígenas favoritos es el Filántropo. Mecánicamente su funcionamiento es sencillo, tan solo tienes que darle cartas a los demás. Lo que es difícil es saber sacarle partido a su generosidad. La mayor parte de los novatos creen que es un alienígena ridículo cuando realmente se trata de uno muy fuerte.

Los novatos se ven atraídos por poderes como Buscador (Hace preguntas de Sí o No) y no es hasta que intentan utilizarlos que se dan cuenta de que no saben. Por experiencia, creo que es mejor utilizar sólo los alienígenas verdes con ellos. Me arrepiento de no haberlo hecho antes. He tenido algunas malas experiencias por no hacerlo.

Irónicamente, el único alienígena verde que no recomiendo para novatos es Greenhorn. El poder de cometer errores de novato es divertidísimo, pero no es lo mejor para un principiante en la vida real. Al fin y al cabo, es mejor aprender cómo funcionan las reglas antes de romperlas.

CONSEJOS

Cuando introduzco Cosmic Encounter a un grupo nuevo, suelo recalcar un par de cosas. La primera es que varios jugadores pueden ganar al mismo tiempo. De hecho, es más frecuente ganar así que por uno mismo. Es posible que ganen todos menos tú, sobre todo si te llamas Erik Twice y el Cosmic es uno de tus juegos favoritos.

Sin embargo, el exceso de alianzas es la razón más importante por la que las partidas de Cosmic fracasan. Es un problema tan frecuente que hasta escribí un artículo entero explicando por que no hacerlo. No invites a aliados, ya sean ofensivos o defensivos, si no los necesitas. No merece la pena y ellos le sacan más partido a la alianza que tú.

También recalco que no se roban cartas al comienzo del turno. Si no tenemos un poder alienígena que nos robe cartas, sólo existen tres formas de conseguirlas:

  • Jugar todas las cartas de Encuentro de nuestra mano
  • Usar una Negociación
  • Recibir recompensas como aliado defensivo

La primera es la más importante. De hecho, es la forma más común de robar. Es útil para todos los aliens y determina en gran medida cómo deberíamos gestionar nuestra mano. Al fin y al cabo, si tenemos que jugar todas las cartas, esto significa planificar cuándo usar nuestros números más bajos. ¡Intenta no quedarte con sólo una Negociación en la mano!

Los fulgores vuelven a la mano y no se descartan. Son cartas útiles así que intenta usarlas. Fíjate que se pueden robar con una carta de Negociación. Si tus oponentes tienen fulgores buenos, es la forma más fácil de quitárselos. También puede ser una forma de conseguir tu propio Fulgor para utilizar su habilidad de Supernova.

No te olvides de que el tiempo también es un recurso. Si ganas o negocias con éxito en tu primer encuentro, puedes jugar un segundo. Esto implica hacer el turno desde cero, recuperar una nave y combatir contra otro jugador. Si nos quedamos sin cartas, no tendremos segundo encuentro ni robaremos una mano nueva hasta el turno siguiente.

Por último, recuerda que pierdes tu poder alienígena si pierdes el control de tres o más planetas. Este es un mecanismo de seguridad para pararle los pies a los aliens más poderosos. Suele ser una buena idea quitarle el poder a personajes como Parásito (puede unirse como aliado sin ser invitado), que son difíciles de parar de otra forma.

Sobre todo, recuerda que en Cosmic Encounter dispones de todo tipo de herramientas para ganar. Todo se puede conseguir, ya sea con cartas, mediante la negociación, los poderes alienígenas o simplemente faroleando. Pasárselo bien está en tu mano. Depende de ti dar un paso al frente y hacerlo realidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *