Terraforming Mars: Hellas & Elysium ★★★★

Hellas & Elisium es la expansión de Terraforming Mars más importante. Sin embargo, no es porque introduzca mecánicas nuevas o porque el diseño de sus mapas tengan un efecto clave en la forma de jugar. Al contrario, es la más importante porque rompe con el tutorial encubierto que define al juego base y permite al jugador expresarse de forma mucho más libre que antes.

TOPOGRAFÍA

Hellas & Elysium se compone de un tablero de dos caras, cada una de ellas con un mapa distinto de Marte. Hellas, la parte sur del tablero, es una zona seca y rugosa con un gran polo en su parte inferior. Elysium, por su parte, está repleto de valles dispuestos a acoger nuevos océanos. Construir a lo largo de la futura costa o conseguir minerales en la zona sur ofrecen incentivos muy diferentes a los del mapa original.

Las dos caras del tablero son bastante dispares entre sí y exigen estrategias distintas. El juego base es bastante generoso con las losetas; basta con construir en la parte superior del mapa para conseguir recursos. Sin embargo, estas partes nuevas de Marte nos obligan a elegir entre beneficios a corto plazo o puntuar mejor al final de la partida. Ya no es tan facil poner ciudades como antes.

Por ejemplo, en Hellas, uno de los hitos nos exige construir en la parte inferior del mapa. Ciertamente, es tentador empezar a construir ahí pues varias casillas nos dan calor si construimos en ella. Además, el héxagono central nos da un océano con un descuento muy grande. ¿Por qué no empezar siempre ahí? Muy sencillo: No hay plantas en la parte inferior del mapa y los mejores sitios para ciudades se encuentran al norte.

De la misma forma, construir cerca de los océanos parece sencillo en Elysium. Las costas están llenas de plantas, incluyendo una casilla que da tres, y es fácil imaginarse una cadena de ciudades cruzando el mapa. El problema es ser el primero en llegar y que los océanos en sí no son tan rentables como en el mapa original. Por tanto, hemos de decidir si sacrificar nuestros recursos tempranos para entrar al tablero o arriesgarnos a llegar tarde si esperamos.

Desgraciadamente, si bien estas decisiones fomentan la variedad estratégica, no afectan tanto a nuestras decisiones como cabría pensar. En el fondo, Terraforming Mars es un juego de cartas. Si bien construir en el tablero es importante, no es donde reside la mayor parte de la estrategia del juego. En otros títulos, cambiar el mapa tendría un efecto drástico. Aquí el efecto es apreciable, pero menor.

HITOS Y RECOMPENSAS

Lo que sí cambia cómo jugamos son los nuevos hitos y recompensas que incluye cada mapa. Los originales pecaban un poco de didactismo. Esto es, nos premiaban por construir ciudades, producir calor y plantar bosques porque es importante hacerlo en todas las partidas. Esto ayuda a los jugadores más noveles pero se hace hace aburrido en cuanto ya has jugado unas cuantas veces.

Los hitos y recompensas de Hellas & Elysium están menos dirigidos. Alcanzar diez de producción en cualquier recurso, construir cerca de océanos y conseguir ocho símbolos distintos son objetivos inusuales que no intentarías conseguir de forma natural. No forman parte de ninguna estrategia prefabricada. Y, lo que es más importante, hay varias formas de conseguirlos.

El hito «Energizante» de Hellas es un ejemplo de ello. Conseguir seis de producción de energía parece sencillo, pero no hay una única forma de hacerlo. Podemos intentar conseguir centrales eléctricas en el draft o invertir en proyectos caros que nos den mucha energía pero quizás sea mejor inventir en ciencia y construir reactores de fusión. O, si conseguimos una carta potente que requiere este recurso, quizás sea mejor jugarla e ir a por otros hitos.

En cierto modo, los hitos del juego base premian estrategias que ya eran buenas de por sí. Los nuevos, sin embargo, nos hacen ver las cartas de otras maneras. Y no es sólo uno o dos tipos de cartas, son secciones grandes. Si necesitamos 5 cartas con requisitos, nuestras opciones van a ser diferentes de partida a partida, aunque el hito no cambie.

Aún así, los hitos y recompensas del mapa original no eran los mejores en cuanto a su equilibrio se concierne. Daban una ventaja importante a corporaciones como Tharsis, que empieza con una ciudad en la mesa, a Helion, que empieza con 4 de producción de calor, y a Ecoline, que construye bosques más fácilmente. Las nuevas tienen más miga y son más competitivas.

En el fondo, Hellas & Elysium no cambia demasiado. Pero hace que Terraforming Mars sea mejor en ciertos aspectos clave. Hace que colocar losetas sea más interesante, que la competición por los hitos sea más intensa y también ayuda a mejorar el equilibrio del juego. Se integra a la perfección en un juego ya de por sí bueno y es la mejor expansión para aquellos interesados en ir un poco más allá de la experiencia básica.

TERRAFORMING MARS : HELLAS & ELYSIUM (2017)
DISEÑOJacob Fryxelius
ILUSTRACIONESJacob Fryxelius
Isaac Fryxelius
NÚMERO DE JUGADORES
1-4 (Mejor con 1-4)PUNTUACIÓN★★★★

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *